000
Viernes 17.09.2021  12:56
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Energ������as no renovables
Argentina | Uruguay | 16-06-2021

Traducir a :   Traducir
Alerta en Uruguay por la posible central nuclear flotante rusa en Argentina   
En la coalición de Lacalle Pou demandan información respecto a la hipótesis de un proyecto atómico en el Río de la Plata. El modelo del buque reactor "Akadémik Lomonósov", el único en su tipo.
Perfil ( Argentina )
Mariano Beldyk
Alerta en Uruguay por la posible central nuclear flotante rusa en Argentina Uruguay está preocupado por la posibilidad de que la Argentina y Rusia avancen en la construcción conjunta de una central nuclear flotante, un proyecto que, a priori, no parecería ser el de preferencia local al mismo nivel del interés de Moscú. Así y todo, cuando todavía no terminan de superar las diferencias en torno al Mercosur, el tema abre otro capítulo en la agenda del Gobierno con el vecino rioplatense.

En rigor, quienes plantearon el tema en Montevideo hace poco más de un mes fueron tres diputados de Cabildo Abierto, la formación que encabeza el general retirado y senador Guido Manini Ríos, quien supo ser jefe del Ejército en tiempos de la segunda presidencia de Tabaré Vázquez y no con la mejor relación. Los legisladores Álvaro Perrone, Sebastián Cal y Silvana Pérez Bonavita requirieron información el 3 de mayo a la Cancillería de su país respecto a la posibilidad de que la Argentina avance en un plan de fabricación de una central nuclear flotante con Rusia. En consecuencia, el gobierno oriental puso en alerta, a su vez, a su misión en Moscú.

Tres legisladores de Cabildo Abierto, en Uruguay, requirieron información el 3 de mayo a la Cancillería de su país respecto a la posibilidad

En una carta que el canciller Francisco Bustillo Bonasso envió al titular de la Cámara de Diputados de Uruguay, Alfredo Fratti, fechada el 7 de junio último, se especifica que la “Argentina no ha remitido ni efectuado comunicación sobre proyectos de construcción de plantas nucleares o posible circulación de una central nuclear flotante”. También aclaró que no hay “documentación o antecedentes de que dichos asuntos hayan sido tratados en la órbita del Mercosur.”

Fuentes diplomáticas aseguran que, de momento, las inquietudes circulan a nivel legislativo más que en el Ejecutivo de Lacalle Pou. Y lo atribuyen, en gran medida, a la agenda propia de este espacio minoritario pero clave en la coalición multicolor, con una fuerte impronta en los temas de defensa y seguridad regional. En la Torre Ejecutiva, al contrario, están más preocupados por definir el entuerto con la Argentina en torno al Mercosur.

Rusia construyó la única central nuclear flotante con capacidad para suministrar electricidad a una población de aproximadamente 100 mil habitantes. La “Akadémik Lomonósov” posee dos reactores KLT-40S de 35 megavatios cada uno y sería una de las opciones ofertadas por Moscú. De hecho, si bien cobró trascendencia ahora por la tensión latente en materia de integración, se trata de un viejo anhelo en línea con la evolución de la relación bilateral hacia una asociación estratégica integral.

Desde 2008, la empresa estatal rusa de energía atómica Rosatom ha mantenido diversos encuentros sobre la base de un primer acuerdo de “Cooperación en los Usos Pacíficos de la Energía Nuclear” que contemplaba la posibilidad de avanzar en un proyecto de central. Las conversaciones se retomaron con la gestión de Cambiemos durante la visita a Moscú del ex presidente Mauricio Macri, en febrero de 2018.

En abril del año siguiente, el embajador de la Federación Rusa en Buenos Aires, Dmitry Feoktistov, calificó de “maduras” a las relaciones bilaterales con Argentina, en una entrevista con Télam, y se refirió a tres propuestas que Rusia le había presentado a la Rosada respecto a iniciativas en este campo. “La pelota ahora está en la cancha de la Argentina”, se divirtió con la metáfora futbolera. En diciembre, en el marco de la cumbre del G20, Javier Iguacel selló “una alianza estratégica rusa-argentina en el campo de los usos pacíficos de la energía atómica”.

En abril 2019, el embajador Dmitry Feoktistov se refirió a tres propuestas que Rusia le había presentado a la Rosada respecto a iniciativas en este campo.

En los últimos días, trascendió que Rosatom habría invitado a José Luis Antúnez, el presidente de Nucleoeléctrica –a cargo del control de Atucha I, II y Embalse- a conocer su famosa “Akadémik Lomonósov”, la central flotante que está sobre el Ártico. No se confirmó el convite desde la firma ni si están dispuestos a aceptarlo. Lo que sí es cierto es que Rusia ha consolidado su acercamiento con la Argentina y, como otras potencias globales, buscan avanzar con sus propios intereses sobre el resto de la región, para la que Buenos Aires es un trampolín.

Si bien es cierto que el Gobierno trabaja sobre los planes de una nueva central nuclear, de momento, la opción rusa no es la que prevalece con sus posibilidades. En reserva, algunos de los voceros consultados desestiman la posibilidad de que sea una central flotante, incluso.