0000
Jueves 28.01.2021  05:07
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Recursos Hídricos
Argentina | Salta | 14-01-2021

Traducir a :   Traducir
RÍO PILCOMAYO
Quieren aprovechar el Pilcomayo para la sequía y además contenerlo   
Desde Recursos Hídricos cambiaron el paradigma sobre cómo manejar el río limítrofe. Ahora no solo se piensa en evitar inundaciones sino también en aprovechar el agua de las crecidas.
El Tribuno ( Argentina )
Pablo Ferrer
Las situaciones de emergencia que de manera cíclica se dan en el Chaco salteño tienen un denominador común: el agua. Ya sea por los desbordes del Pilcomayo, que causan inundaciones y anegamientos en el verano, o por las sequías cada vez más recurrentes en la zona, la problemática hídrica es central en el norte provincial, pero ahora existe un nuevo enfoque para abordarla y, por primera vez, solucionarla.

Desde la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia cambiaron el paradigma sobre la forma de encarar lo que siempre se vio como una condena: a lo negativo que puede resultar la crecida del río trinacional transformarlo en algo productivo y sustentable para los pobladores de Rivadavia.

Con el adecuamiento de madrejones y cañadas, la construcción de pequeñas represas y el uso de reservorios naturales de agua, el plan de los especialistas del Gobierno es lograr un manejo del Pilcomayo que permita contener las inundaciones en tiempos estivales y contar con una fuente de agua en la época seca.

"En Salta todos sabemos que llueve durante el verano y después no llueve en todo el año. Entonces, todo el recurso que nosotros podemos captar es lo que deberíamos reutilizar en la época seca", explicó a El Tribuno el secretario de Recursos Hídricos, Mauricio Romero Leal.

"Trabajamos en dejar de mirar la situación como el peligro de una crecida y de lo que puede suceder con un desborde, sea del Pilcomayo o el Bermejo. El año pasado no hubo desbordes significativos en el Pilcomayo y la consecuencia fue que tuvimos un gran déficit hídrico en la zona durante el tiempo de sequía", recordó el ingeniero.

La parte productiva tiene un peso importante en el plan. "En el Chaco salteño si no se llenan las cañadas, como la del Ñato, y los desbordes, los reservorios naturales que existen en la zona quedan vacíos, que son al fin y al cabo las aguadas que después tienen los animales para subsistir durante el año", aclaró Romero Leal.

Para administrar el agua del río el funcionario propone la construcción de represas que cumplirán un "doble propósito".

"Tendrán una función en la época cuando llueve y crecen las cañadas y cuando existe todo el escurrimiento no solo por el río sino también el superficial por diferentes vías, que será captar el agua en diferentes reservorios", detalló.

"Las represas serán amortiguadoras de crecidas y cuando pasen las lluvias toda el agua se podrá emplear para el ganado y en la agricultura", agregó el secretario.

"Tenemos que convertir todo el recurso que se nos pasa por encima, que nos genera los problemas de infraestructura, de corte de caminos y de inundación, dejar de verlo como lo negativo y lo que año a año siempre sucede, sino convertir esa agua en el recurso que tanto nos hace falta", indicó el funcionario. Su propuesta no es solo para el Pilcomayo, sino que piensa replicarlo en todos los ríos y afluentes de la provincia.

Financiamiento

La inversión en las obras que se necesitan para llevar adelante el plan hídrico es relativamente insignificante en comparación a los beneficios que traerá. Y lo más significativo es que se marcará un camino para desandar y empezar a revertir el histórico abandono de una de las zonas más pobres del país.

Romero Leal aclaró que para el río Pilcomayo se elaboró un anteproyecto (el plan general en el que se define el grado de intervención en la zona).

"Lo que estamos buscando ahora son fondos para poder avanzar sobre el proyecto ejecutivo, que es la obra en detalle con sus costos", dijo el funcionario.

"Lo que también queremos hacer es poder tener a nivel provincial un plan general de manejo de cuencas que nos permita tener una política hídrica que obviamente es algo a largo plazo. Pero sí se tiene la idea general de intervención, después se pueden gestionar los fondos para ir año a año avanzando sobre la ejecución del proyecto macro", completó el titular de Recursos Hídricos.